Friday, September 22, 2006

La siembra de nuestros padres.

Hoy día un amigo xateaba con un tipo de no se donde en el mundo. Era el típico cincuentón de segunda adolescencia que nunca pudo madurar de su juventud de los años sesenta.

Según el, “constantemente se critica a las personas mayores por no adaptarse al mundo moderno”. No se adaptaban a los nuevos tiempos. También aseguraba que ellos no eran responsables de muchas de las cosas que afectaban a la sociedad moderna actual como la liberación sexual o el libertinaje juvenil. “Sin embargo, nosotros nos responsabilizamos por todo lo que hemos hecho y no culpamos a nadie por ello”. Es mas, recuerdo siempre a mis papas que me decían que todo en su época era mas sano, que solo fumaban y tomaban tragos en sus fiestas.

Pero algo me molesto de todo esto.

El inicio de una sentencia en un Power point que envió decía lo siguiente:

“NO fuimos nosotros los que eliminamos:

La escena de la Navidad de las escuelas y ciudades, El comportamiento intelectual, El refinamiento del lenguaje, La dedicación a la literatura, La prudencia a la hora de gastar, La ambición por lograr ser alguien en la vida ni tampoco sacamos a Dios del gobierno, de las escuelas y de nuestra vida. Y por supuesto que no somos los que eliminamos la paciencia y la tolerancia de nuestras relaciones personales ni de nuestras interacciones con los demás. La melodía de la música, El talento y el ingenio de las creaciones artísticas, La buena voz a la hora de cantar, El orgullo por nuestra apariencia exterior, La cortesía al conducir, El romance en las relaciones amorosas, El compromiso de la pareja, La responsabilidad de la paternidad, La unión de la familia, El aprendizaje y gusto por la cultura, El sentimiento de patriotismo, El rechazo a la vulgaridad…”

Ahora bien, ¿Por qué esto me choca con al realidad?

En los sesenta la revolución de las flores fue la causante de mas menos el setenta por ciento de las caídas de muchas cosas que están en esta lista. Lo mas interesante fue que de un momento a otro se me revelo que nuestros padres sembraron una semilla que ahora da sus frutos. O sea que toda esta generación rebelde no esta por que apareció sola.

Es increíble como un pensamiento puede cambiar toda una generación y con ello cambiar la historia de la humanidad. Ante esto doy por entendido que no debo culpar al sistema actual, si no ver que raíces tiene la problemática moderna.

¿Habrán pensado nuestros padres que tanto Woodstock traería todos estos problemas? Si de verdad los adultos pasados las cuatro décadas realmente están responsabilizados por todo lo que hicieron y no culpan a nadie por ello me gustaría que cambiaran su chip adolescente y vieran en el manso lio que nos metieron. Y ojala luchen por cambiar un poco las cosas.

Y a las nuevas generaciones que leen esto y tras el estudio hecho anteriormente me gustaría preguntarles:

¿Qué están sembrando para cosechar en el mañana?

0 Comments:

Post a Comment

<< Home